Dia 3 (5 de enero, fiesta de los Reyes Magos), por Rosa Maria Hidalgo

Comenzamos este día con la misma ilusión que el anterior. Cuando sonó el teléfono, en esta ocasión lo cogió mi sobrino. La alegría que sintió al escuchar a Mickey se vio reflejada en su cara. Nos arreglamos y bajamos a desayunar. Una vez que terminamos nos dirigimos al Walt Disney Studios Park. Pensábamos pasar todo el día allí, pero este día tan señalado nos hizo volver por la tarde al Parque Disneyland.

Estuvimos toda la mañana en el Walt Disney Studios Park: paseamos, visitamos la nueva zona (Toy Story Playland), vimos la cabalgata, almorzamos en el Restaurant en Coulisse, nos hicimos muchas fotos, etc.

Pero llegó la hora…

Fiesta de Reyes Magos en Disneyland Paris

“Sigue su estrella mágica el 5 de enero de 2011 en Disneyland”: este era el lema de la fiesta en honor de los Reyes Magos en Disneyland Resort Paris. Nosotros seguimos su estrella y nos encontramos con ellos. ¿Cómo llegamos hasta ellos? Muy fácil. Una vez en el Parque Disneyland nos dirigimos a la zona de Discoveryland, y allí, fuimos a la atracción Star Tours. Buscamos la entrada FASTPASS de la atracción y accedimos al evento. ¡Maravillosa fiesta! ¡Solo para españoles! ¿Cúantos estábamos allí? Aproximadamente en nuestro turno unos 400.

Maestro de ceremonias

Maestro de ceremonias, Ferdinand

Para poder entrar en la fiesta, nuestro hotel nos entregó una pulsera con la que poder entrar en el recinto. Según el color que tuvieras, accedías al evento en un horario determinado. La nuestra era de color verde: empezaba a las 16h30 y terminaba a las 19h00.  Estábamos tan bien allí que el tiempo pasó volando. ¡Nos lo pasamos genial!

Cuando entramos en el local, después de esperar un poco de cola, nos encontramos con que la fiesta estaba perfectamente organizada. Los organizadores consiguieron convertir el día más esperado del año en una inolvidable fiesta rebosante de magia Disney. Lo primero que vimos fue un escenario maravilloso, perfectamente decorado, en el que en un corto espacio de tiempo veríamos en él a los tres Reyes Magos. El maestro de ceremonias, Ferdinand, vestido todo de blanco, nos saludó a todos los presentes y nos deseó una feliz bienvenida. A continuación, nos informó que teníamos a nuestra disposición, a lo largo de todo el recinto, personas que estarían encantadas de ayudarnos en todo lo que necesitáramos.

Entramos en un mundo de música, luces y color. Un gran espacio de juegos, decorado siguiendo el espíritu de la temporada navideña.

Para todos los niños y niñas había talleres de maquillaje, esculturas con globos, magos, encuentro con personajes Disney (entre ellos, la estrella del momento: RAPUNZEL), un magnífico buffet libre y, sobre todo, el poder estar al lado de los tres Reyes Magos.

Tanto a mi hija como a mi sobrino les gustó mucho la presencia del mago en nuestra mesa. No paraba de hacer trucos de magia. Además, cogió a mi hija como ayudante y ella estaba más contenta todavía. En el último truco participaron varios niños de la mesa, entre ellos mi sobrino, y al terminar el mago me dijo: ¡tita, si yo sentía debajo de mis manos las cartas…!, ¿cómo han podido desaparecer?

Había también un grupo que amenizaba la velada. El momento más importante de su actuación fue cuando se escuchó la canción del mundial de fútbol y todos los españoles la cantamos al unísono. Con tanta acción nos entraba ganas de comer y beber. Teníamos, repartidas por todo el recinto, unas mesas largas con todo tipo de bebidas y sabrosas cosas para picar. En todo momento, había existencias.

De pronto, el bullicio dejó paso a la expectativa… ¡por fin, ha llegado el gran momento! Guiados por la estrella más brillante, llegan sus Majestades los Reyes de Oriente, envueltos en espléndidos mantos, para ocupar sus tronos ricamente decorados. Todos los niños y niñas, puestos en fila, pudieron disfrutar, saludar, hacerse fotos con cada uno de los tres Reyes Magos.

Reyes Magos en su trono Reyes Magos en su trono

No había terminado la fiesta  aún cuando tuvimos que marcharnos para ver por última vez la cabalgata Disney Fantillusion. Según decían, la habían mantenido hasta el día 5 debido a la cantidad de españoles que estábamos allí.

Llegamos agotados al hotel. No nos importaba nada el frío que hacía, incluso paseábamos con cierta tranquilidad por el parque. Habíamos disfrutado tanto que el cansancio no nos importaba; pero había un inconveniente: sería la última noche que veríamos encendido el árbol de Navidad.

Related Posts with Thumbnails

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>