Diario de viaje Navidad 2010, dia 5 (26 dic)

 Todo escarchado

Todo escarchado y congelado

Ya habían pasado los días más importantes del viaje, pero todavía quedaba mucho por hacer, y había muchas ganas todavía.

Amaneció un día desapacible, con un frío enorme y niebla. La helada de la noche anterior fue importante y, como luego comprobaríamos, todo había terminado ya de congelarse, hasta el lago completo. No había nevado mucho, pero todo estaba escarchado y la humedad ambiental había dejado todo lleno de hielo.

El paisaje era impresionante, todo escarchado y congelado, algo que no vemos nunca en mi tierra. Tocaría sufrir un poco de frío.

Desayuno tranquilo, sin prisas y para el parque. A la entrada y dentro se notaba la mayor afluencia de gente, claro, era domingo. Pero no pasa nada, tendremos que estar algo más de tiempo en colas, pero no importa.

Decidimos ir primero al Walt Disney Studio, pero sorpresa, había una cantidad de gente impresionante y una cola enorme para pasar el control de seguridad. La mayoría de la gente guardaba el turno educadamente, pero siempre había algunos listillos.

Lago Disney congelado

Lago Disney congelado

La idea era ir al Crush Coaster (Buscando a Nemo), pero había dos horas de espera y como no estábamos con ganas de tanta cola, nos fuimos directos a Stitch Live! Nos encantó el espectáculo.

Tras terminar cambiamos de parque, como casi todos los días tocaba Piratas del Caribe (por enésima vez), Disney Espectacular en la Central Plaza y Big Thunder Mountain (por supuesto habíamos sacado antes el fast pass y luego sacaríamos otro antes de entrar para repetir más tarde).

Se hacía la hora de comer y nos apetecía Main Street, pero a esa hora estaba todo abarrotado, aunque al final encontramos un sitio en el Victorias, después de esperar un rato. Esto fue lo segundo que no nos gustó este día. Realmente caótico y la verdad fue una comida que no disfruté.

Espectaculo Mickeys Winter Wonderland

Espectaculo Mickeys Winter Wonderland

Mickeys Winter Wonderland Mickeys Winter Wonderland

La tarde la teníamos reservada para otro espectáculo: Mickey’s Winter Wonderland, estuvo muy bien, la verdad. Nos encantó a todos. Y ya que estábamos en la zona de Frontierland, no podía faltar una visita a los personajes especiales de esta época, Papá Noel y su taller de juguetes.

Visita a Papa Noel

Visita a Papa Noel

La zona está fabulosamente ambientada, como podéis ver en las fotos.

Taller de juguetes de Papa Noel Taller de juguetes

Tras esta grata experiencia nos quedamos por allí y fuimos a la Phantom Manor. Con todo nevado es una experiencia diferente, parece más fantasmal y siniestra si cabe 😉

Phantom Manor

Phantom Manor

La vista de Frontierland y gran parte del parque es fabulosa y tras disfrutar de la misma nos dirigimos a tomar un chocolate caliente a la Fuente del Oro, aprovechando unos tickets de descuento que te dan cuando comes en algunos restaurantes.

Ya tocaba volver, tomarse un baño caliente y cenar tranquilamente de nuevo en el restaurante del hotel. En el camino, mi hijo y yo jugamos a perseguir y descubrir conejos. Si, si, como les digo. La zona del Hotel Cheyenne está llena de conejos, más o menos acostumbrados a la gente, ya que hasta que no estás a dos metros de ellos no se echan a correr. Fue divertido.

Otro día había pasado, a descansar para aprovechar el último día completo que pasaríamos en Disneyland.

Related Posts with Thumbnails

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>